Miguel Marcich Ivetta

Fotógrafo activo en Chile desde 1866. Miguel Marcich nació en la costa Yugoslava, en ese momento parte del Imperio Austro-húngaro, en una familia de constructores de barcos. Joven viajó a América y trabajó para las minas de carbón en Concepción. Pasó a Santiago y participó en el salvataje de las víctimas de la Iglesia de la Compañía. Poco después, en 1866, inauguró su establecimiento Fotografía de San Francisco en la Alameda de Santiago, junto a la iglesia. Al cambiarse a un nuevo local en calle Estado, cambió el nombre a su establecimiento y lo llamó Fotografía Porteña, donde se dedicó a retratar en formato carte de visite desde 1868 a 1875, aproximadamente. Hacia esta fecha, Miguel Marcich se trasladó al puerto de Iquique, donde abrió su establecimiento fotográfico de retratos. El Almanaque y Guía General de Chile de 1887 lo citó en esa ciudad como dueño de un “taller de retratos” en la calle Serrano. Más tarde debió trasladarse al N° 58 de la calle Lima, donde usó colorido cartones para montar sus fotografías. Entonces contrató al joven fotógrafo José Termini, quien se hizo cargo de las tomas y retratos y adquirió el establecimiento a la muerte de Marcich, en 1910. Miguel Marcich se había casado en Iquique hacia 1888 con Beatriz Ruppo Varas, de quien tuvo sucesión.

 

(Rodríguez Villegas, Hernán. “Fotógrafos en Chile durante el siglo XX.” Santiago, Centro Nacional del Patrimonio Fotográfico. 2001)