Carlos Díaz Escudero

Fotógrafo y pintor activo en Santiago, desde 1860, Carlos Díaz fue un activo fotógrafo que creó uno de los establecimientos de mayor continuidad en la capital. El Almanaque popular e Instructivo de 1864 ya lo menciona entre los fotógrafos de Santiago con local en calle Compañía esquina Ahumada, tradicional solar de fotógrafos -arrendatarios de la familia Ossa- que inició W. H. Helsby en 1854, siguió José Dolores Fuenzalida, T. C. Helsby y después Díaz, que inició como fotógrafo independiente cerca de 1860. En marzo de ese año el diario El Ferrocarril dio cuenta que el establecimiento fotográfico de Compañía y Ahumada casa del señor Ossa, realizaba retratos sobre vidrio muy bien tomados. En octubre del mismo año avisó que el local volvía a abrirse completamente reacondicionado por su dueño, el que ofrecía retratos desde el formato más pequeño hasta el tamaño natural, y las populares tarjetas retratos a 8 pesos la docena. Carlos Díaz, posiblemente iniciado como retratista en algún establecimiento de la capital, como Mythos, se especializó en el retrato carte de visite en el que inmortalizó a la sociedad de la época. En agosto de 1873 Díaz abrió el primer taller de pintura en Santiago, en la casa de D. Enrique Cood, calle Bandera, asociado al célebre paisajista Antonio Smith, ídolo de la juventud bohemia e intelectual de Santiago en esos años. Se conoce algunos retratos al óleo firmados por Carlos Díaz, entre ellos el de D. Manuel Camilo Vial y el de su esposa, ambos en el Museo Histórico Nacional. La segunda etapa de Díaz como fotógrafo la realizó a partir de 1879, aproximadamente, asociado al norteamericano Eduardo Spencer. Carlos Díaz se casó en Santiago en 1869, con Beatriz Vial Olmos de Aguilera. en quien tuvo descendencia y nietos Díaz Montt y Díaz González.

 

(Rodríguez Villegas, Hernán. “Fotógrafos en Chile durante el siglo XX.” Santiago, Centro Nacional del Patrimonio Fotográfico. 2001)