Díaz y Spencer

Establecimiento fotográfico activo hacia 1880 / 1888. La Guerra del Pacífico y los años en que ésta se desarrolló, desde 1879 a 1883, unió a dos fotógrafos de larga trayectoria: Carlos Díaz y Eduardo Spencer. Este último se había iniciado con un establecimiento en la capital y luego continuado en Valparaíso hasta 1878, en la sociedad Bischoff y Spencer. Los dos fotógrafos fueron juntos con el Ejército durante su campaña al norte, en 1879. De esta época datan los Álbumes de la Guerra, con retratos de oficiales y comandantes y vistas de los campos de batalla, cuarteles y formaciones. Podría considerarse  los primeros reporteros gráficos del país. Concluida la guerra, en 1883, Díaz y Spencer abrieron un local al público de Santiago en Ahumada 21 D, y se constituyeron en fotógrafos oficiales de la Presidencia. En 1884 se presentaron a la Exposición Nacional de septiembre con cuadros, retratos y vistas fotográficas. Continuaron en el local de Ahumada hasta 1885, mudándose con anterioridad a 1887 a la tradicional esquina de Compañía y Ahumada en la Plaza de Armas. Ese año ofrecieron a los aficionados modernos aparatos fotográficos y enseñanza gratuita para su funcionamiento. En julio de ese año realizaron el célebre retrato de Carlos de Borbón y su comitiva, vestidos de huaso. En marzo de 1888 avisaron en El Mercurio que tenían a la venta sus colecciones de vistas fotograbadas en álbumes encuadernados titulados Recuerdos de Chile, los que se vendían en Valparaíso, en el Almacén Gordon Herderson. Hacia 1890 Díaz se retiró de la sociedad y el establecimiento pasó a llamarse Spencer y Cía. Se conoce sellos de esta sociedad de fotógrafos, casi todos con el distintivos de las banderas de Chile y Estados Unidos cruzadas, distintivo que siguió usando la fotografía de Spencer y más tarde el establecimiento de Francisco Arenas. (Rodríguez Villegas, Hernán. “Fotógrafos en Chile durante el siglo XX.” Santiago, Centro Nacional del Patrimonio Fotográfico. 2001)