Empresa Periodística Diario La Nación S.A.

El 14 de Enero de 1917, se funda el diario La Nación, un periódico independiente creado por el político y estadista Eleodoro Yáñez, y el empresario salitrero y político Augusto Bruna. Es el tercer diario más antiguo de Santiago y se ha caracterizado por estar por estar ligada, durante su historia, al acontecer político social de nuestro país.

La prensa del siglo XX es conocida por ser preponderantemente informativa, de gran envergadura y de una extensa cobertura nacional para la época, satisfaciendo las necesidades de una sociedad que busca estar informada de la vida ciudadana y las exigencias de un mayor público lector. Generaban amplios servicios noticiosos y de entretención, siendo considerado como uno de los medios informativos más utilizados como órganos publicitarios para partidos políticos, gremios, entre otros.

Las intenciones de Yañez era generar un periódico que reflejara sus ideales liberales, vocero de la clase media culta emergente y crear competencia dentro de la prensa capitalina, donde el diario jugó un rol importante dentro de la escena informativa junto con El Mercurio, fundado por Agustín Edwards en el año 1900, Las Últimas Noticias también fundando por Edwards en el año 1902, al igual que El Diario Ilustrado.

En el año 1927, bajo el primer gobierno de Carlos Ibañez del Campo, Eleodoro Yañez fue obligado por el gobierno a ceder la propiedad de la empresa al Estado. Desde ese entonces, La Nación paso a conocerse como un diario “oficialista”, del cual cada gobierno de turno designaba un nuevo director que definía la orientación y la línea editorial del periódico. A pesar de lo anterior, La Nación continuó manteniendo su sello cultural que lo caracterizaba desde sus inicios.

Tras el golpe de estado del 11 de Septiembre de 1973, La Nación dejo de circular siendo remplazado por La Patria. Este último bajo la tuición del Colegio de Periodistas de Chile. Posteriormente apareció el diario El Cronista. Tras estos cambios y al pasar los años, el régimen militar decide volver a publicar bajo el nombre La Nación, el cual sería considerado como vocero oficial e interviniendo fuertemente en sus contenidos.

En la década de los noventa, con la vuelta a la democracia y en paralelo al inicio del gobierno de Patricio Aylwin, el diario pasó a tener nuevas autoridades que hicieron posesión de la propiedad. Ahora el diario seria una sociedad anónima, llamada Empresa periodística La Nación, donde el 51% de las acciones pertenecían al Estado y el resto a privados. Se buscaba volver a darle prestigio al periódico a través renovaciones tecnológicas en los procesos de creación de textos, edición, diseño, formato e impresión del periódico, además de renovar la presentación con una nueva portada, y lógicas de innovación como en su pasado, pero sin poder lograr su independencia legal y jurídica.

En el año 2010, La Nación estreno su versión digital www.lanacion.cl, teniendo sus secciones impresas en línea. Pero en paralelo ya se hablaba del cierre del diario por conflictos por parte del gobierno de Sebastián Piñera, problemas con los miembros del directorio de la sociedad anónima y las líneas editoriales. Finalmente a finales de ese mismo año se anuncia por parte de la Junta de accionistas que el diario dejara de circular en su formato impreso y solo continuara como un medio electrónico. La última publicación en papel del diario La Nación fue el 19 de Diciembre del 2010 y posteriormente licitada por parte del gobierno, siendo adquirido por la Universidad Diego Portales.

Archivos relacionados